socio

I don't want to belong to any club that will accept people like me as a member. Groucho Marx en Groucho and Me (1959).

domingo, 3 de junio de 2012

parodia

Fuimos con Mariela a la inauguración de la muestra Paraná Ra'Anga, Itinerancia 2011-2012. Luego fuimos a cenar con algunos de los expositores, armadores, viajeros de esa expedición y, por supuesto, nuestros amigos anfitriones.  
Es el final de la cena, hemos charlado de todo un poco, de comida peruana, china; de cómo se formaron las organizaciones de derechos humanos en Argentina, de lo íntimo de su reclamo; luego, cuando se acercó Martín, de las dificultades de pasar obras de arte entre las fronteras del Mercosur por las leyes de protección de patrimonio –que parecen burlarse de las pretensiones de libre tránsito regional. En el medio, salí a fumar al patio de la Parrilla Norte varias veces, hablé con otra gente... Pero al final, Coco Bedoya retoma el hilo de eso que empecé a contarle, mi entrevista con una artista que no mencionaré por ahora. Dice Bedoya (con una lucidez que hasta ese momento mantuvo a raya, como si la hubiese afilado durante la velada): "Todo parodia". Y encuentra el chascarrillo: "Para odiarla más". Y agrega algo así como que le dicen "cita", pero es parodia. Y entonces tira esto que, crudamente, con esas palabras desnudas del fin de la conversación, del encuentro, de la comilona, tiene aún más fuerza: "Porque para que haya invención hay que estar metido en el conflicto". Si no –y no sé si lo agrego o lo dijo también–, sólo se trata de una parodia.