socio

I don't want to belong to any club that will accept people like me as a member. Groucho Marx en Groucho and Me (1959).

domingo, 5 de agosto de 2012

cortacables


Veselka, que es una experta navegadora y blogger, me avisa de esta entrada en el blog de Enrique Dans sobre cosas que yo, como cualquiera, venía elucubrando y no sabía que ya tenían un nombre. La televisión como medio para iletrados tecnológicos.
Foto tomada de Freaking News.


Hasta fines del año pasado la cantidad de abonados al cable (poco más de ocho millones y medio de hogares) casi duplicaban a los abonados a la banda ancha fija en Argentina (aunque cabe aquí considerar que hay alrededor de 5 millones de usuarios que se conectan a internet vía teléfono inteligente que no están en esa cifra). Es decir, la televisión sigue siendo –y es probable que lo sea por un buen tiempo– el principal medio de consumo de contenidos audiovisuales. Sin embargo, esto no quita que ya comience a percibirse una tendencia o, para usar un término más acorde a estos tiempos de lucha entre el viejo mundo previo a internet y el actual, una vanguardia que accede a ciertos programas a través de la web y, de a poco, eliminan el cable. En Estados Unidos y Europa, donde es más notorio, se los conoce como cord-cutters, es decir, cortacables.
Escribe Dans:
«El problema del cord-cutting no son las cifras, sino lo que subyace detrás de ellas. En los años que viví en los Estados Unidos, la suscripción a canales premium de televisión era un indicador del estatus socioeconómico: si alguien intentaba averiguar como era tu situación económica, era normal que te preguntase si habías visto un contenido en tal o cual canal. Con el tiempo, sin embargo, la suscripción a servicios de televisión por cable se está convirtiendo en sinónimo de “soy tecnológicamente iletrado y no sé acceder a contenidos de otra manera”. Quienes están optando por el cord-cutting ya no son personas que necesitan ahorrar dinero en una situación de crisis económica o los que no consumen televisión, sino los consumidores sofisticados, los que buscan otra manera de acceder y consumir contenidos que les gustan.» (La nota entera.)
La entrada en Wikipedia sobre los que se cortan del cable.