socio

I don't want to belong to any club that will accept people like me as a member. Groucho Marx en Groucho and Me (1959).

domingo, 26 de agosto de 2012

dadaísmo a sueldo

Ya salió el 4º número de 32 pies. Copio acá uno de los textos de los buscadores, el que pedí a Aurelio García, quien me respondió desde Bariloche, donde aún flota ceniza volcánica.
Imagen tomada de Revistasauna.

Dadaísmo a sueldo
por Aurelio García


Es un fenómeno que se está dando con singular frecuencia en los ambientes más esponsorizados del arte contemporáneo. Lo que un siglo atrás fuera considerado inconveniente y peligroso hoy es alentado desde los elegantes despachos de los asesores artísticos de las corporaciones. Los encargados de juzgar a quién entregarle el dinero del premio de la entidad patrocinante suelen inclinarse por aquellas obras que parezcan más turbadoras, las que conserven menor cantidad de rasgos que permitan relacionarlas con la idea de arte que acostumbra tener el común de la gente. De hecho, correrán con gran ventaja aquellas propuestas que provoquen alguna clase de repulsión, alguna potencial ofensa entre el personal no avisado respecto de algunos tópicos inherentes al arte contemporáneo.
Los aplicados émulos de la centenaria movida dadá y la sexagenaria neodadá disfrutan ahora de las mieles de esta tardía justicia poética.
Como ejemplo cito la obra acreedora del Premio ArteBa - Petrobras 2011, aquella de los calamares podridos en zapato viejo sobre bolsa de plástico titulada “Autorretrato de mi muerte” del afamado artista Carlos Herrera, ex director del Museo de Bellas Artes J. B. Castagnino+macro.