socio

I don't want to belong to any club that will accept people like me as a member. Groucho Marx en Groucho and Me (1959).

martes, 2 de abril de 2013

las islas, 1966



Fue un correo electrónico del escritor y crítico de cine rosarino Fernando Varea el que nos advirtió sobre este documento de Raymundo Gleyzer, primer periodista argentino en viajar a las islas Malvinas, en el año 1966, para traer un fresco de la vida en Puerto Stanley, con sus comerciantes, sus cultos religiosos y la actividad en las calles. Diez años después, en mayo de 1976, Gleyzer fue secuestrado de su casa por un grupo de tareas, dentro del plan de exterminio de la última dictadura.
Gleyzer, nacido en Buenos Aires en 1941, había crecido en una familia de artistas, sus padres, judíos procedentes de Ucrania, eran artistas y activistas, fundadores del teatro IFT (Idisher Folks Teater, el teatro popular judío que estuvo muy vivo en Buenos Aires hasta entrados los años 60). Él mismo fundó el grupo Cine de la Base, con una fuerte impronta documental, aunque siempre atento ala generación de films que no renunciaran a ser a la vez un entretenimiento, con el que se distinguía de la impronta alegórica del más peronista Cine de Liberación. De formación trotskista, entre los documentales más destacados de Gleyzer figuran el de la masacre de Trelew; y entre sus ficciones, Los traidores.
Este informe sobre las Malvinas fue rodado con una cámara de cine (seguramente una 16 mm, con las que se hacía entonces la televisión en exteriores) y un grabador, porque las filmadoras no siempre registraban sonido. Gleyzer llegó a las islas para hacer un informe de 30 minutos para el noticiero Telenoche (en el video que puede verse insertado acá está el documento entero).