socio

I don't want to belong to any club that will accept people like me as a member. Groucho Marx en Groucho and Me (1959).

jueves, 12 de diciembre de 2013

dardo ceballos



En un tuit Dardo Ceballos se refiere a dos sindicatos afines al funcionamiento de la Universidad Nacional de Rosario y crea el hashtag #ladecadamonotributada que, al leerlo con conocimiento de causa, interpreto: “la academia monotributada”. Es decir, los profesionales que cobran sus servicios (su saber, su formación y su derrotero por los pasillos y las cátedras de la academia) a través de facturas que sostienen con pies de papel el trabajo y la carrera. “La década monotributada”, claro, dice lo mismo, pero extiende la modalidad a todos los ámbitos.

Fotografía de Mela Castagna.

Ceballos (@eldardo) se licenció en Comunicación Social en la UNR. Es consultor en Comunicación Digital. Actualmente coordina la implementación de un Programa de Gobierno Abierto en el Gobierno de la Provincia de Santa Fe. Es co-fundador de HacksHackers Rosario. Dirigió un equipo de investigación para la UNR sobre el impacto del Programa Conectar Igualdad en el Litoral. Fue Coordinador de Contenidos Digitales de la UNR, docente Universitario. En sus “ratos libres”, escribe, hace periodismo cultural multimedia en ClubdeFun y Los Anillos de Saturno
—¿Cómo te interesaste en el periodismo digital?
—Creo que como consecuencia de cierta actitud DIY (“hacelo vos mismo” por sus siglas en inglés: do it yourself) que me es intrínseca y que allá por 2005 me hizo ver en los blogs y en MySpace los primeros brotes de la revolución digital que se avecinaba. Durante 2005 y 2006 fui heavy user de ambas herramientas y curiosamente nunca fui lo que se entiende como un bloguer, a pesar que alguna vez tuve un blog personal siempre aposté más por proyectos colectivos como el blog de Más Tarde Que Nunca y luego la revista cultural multimedia ClubdeFun que me hizo meter en 2006 en el maravilloso mundo de los CMS (gestores dinámicos de contenido) que para mi significaron el apasionante sueño de la autopublicación hecho realidad. Un camino de ida.

—¿Cuáles son los mayores desafíos del trabajo periodístico en internet en los próximos años?
—Los desafíos a los que Internet nos enfrenta son realmente complejos e interpelan a toda la sociedad, y en particular a algunos actores con mayor poder en la toma de decisiones capaces de provocar impactos sociales como los Estados, algunas grandes empresas y organizaciones, y los medios de comunicación. En ese contexto el mayor desafío del trabajo periodístico es cambiar el chip del siglo XX, hoy los medios dominantes persiguen clics, “me gusta” y retuits como antes puntos de rating y ese fin justifica todos los medios. El primer desafío para el trabajo periodístico en internet es comprender la ética hacker, el trabajo colaborativo, las comunidades distribuidas, el derecho a la privacidad y al dominio público y la gobernanza en internet. Si esos temas no se ponen en el centro del debate seguiremos utilizando las herramientas de comunicación más democráticas de la historia para profundizar viejos paradigmas que ya bastante desigualdad generaron.
—Estás en el capítulo local de Hacks/Hackers, ¿cómo funciona eso?
—Hacks/Hackers es un espacio de intercambio conformado por periodistas, programadores de software, diseñadores y emprendedores que se reúnen en todo el mundo para colaborar en la construcción del futuro de los medios. Fue creado en 2009  por Burt Herman (Storify), Rich Gordon y Aron Pilhofer (The New York Times), y ese año tuvo su primer encuentro en San Francisco. Hoy tiene más de diez mil miembros y 50 capítulos en todo el mundo. Es un espacio sin fines de lucro, ni ningún tipo de filiación orgánica. El capítulo rosarino de Hacks/Hackers dio sus primeros pasos este año y seguramente en 2014 muestre sus primeros resultados orientados al periodismo de datos y el gobierno abierto.
—Salvo excepciones, los diarios –y sobre todo en Rosario– han llevado sus ediciones impresas a la web, ¿cuáles son las principales falencias de los medios digitales?
—Si hablamos de Rosario y la región las principales falencias son los empresarios de medios que ven morir el papel pero no apuestan por el periodismo digital de calidad, se rodean de gerentes de marketing que poco entienden de periodismo y se alarman porque el modelo de negocios digital no aparece mientras el papel sigue decreciendo en sus ventas. La principal falencia está ahí, en el desinterés de las empresas en invertir en equipos digitales, los diarios ya cuentan con experimentados y excelentes periodistas en sus planteles, sólo había que complementarlos con expertos digitales, pero eso aún no pasa y los resultados están a la vista. En 2010 contestaba casi exactamente lo mismo en una entrevista para La Capital y es triste que tres años después casi nada haya cambiado que, por ejemplo, inauguremos 2014 sin tener una sola experiencia de periodismo de datos en los grandes medios de la provincia.
—En el capítulo Mediomundo, que desarrollaste para la revista digital Los Anillos de Saturno, se destacan proyectos de Mozilla sobre lenguas originarias, ¿qué ventajas tiene el uso de herramientas como las de Firefox en lugar de navegadores y programas estándar de las grandes compañías como Chrome o Explorer?
—La Mozilla Foundation es uno de los ejemplos del poder que tienen las comunidades colaborativas globales en nuestros días y la ventaja más grande es la posibilidad siempre abierta de involucrarse y participar. Podemos seguir en la “zona de confort” que supone ser usuarios del servicio de una empresa como Microsoft o Google (que propone un modelo semi-abierto) pero Firefox nos permite pasar de usuarios a miembros del proyecto, e involucrarnos en el desarrollo de aplicaciones incluso sin ser programadores como lo demuestran los cientos de usuarios que están participando del proyecto Mozilla Nativo para traducir el navegador a todas las lenguas originarias del mundo haciendo al mundo un aporte cultural invalorable, que no puede medirse en los términos estrictamente económicos que rigen la lógica empresa-cliente-servicio.
—Me decías que html5 va a dejar obsoletos programas hoy pagos que exigen permanentes actualizaciones como Flash y todo lo que depende de Adobe, ¿cómo sería eso?
—No sé si es tan así, no pronosticaría la muerte de Adobe, pero sí estoy seguro de que los formatos cerrados como el Flash van a desaparecer más temprano que tarde porque limitan el potencial de la red. Sea html5 u otros lenguajes venideros, el futuro está en los modelos de datos abiertos que permitan cada vez mayor nivel de desagregación e interrelación entre paquetes de datos. Cualquier base de datos es más valiosa cuando su diseño permite la mejor desagregación posible y se puede cruzar con otra base de datos. Internet es la gran base de datos de la humanidad y cuanto más abiertos sean los datos más provechoso será para todos.
—¿Cómo es la formación de la UNR para alguien que piensa dedicarse al periodismo digital?
—Me resulta difícil opinar sobre la institución donde me formé (trabajé como pasante, becario, contratado, y fui docente durante 5 años) y que en marzo decidió quitarme el cargo docente sin ninguna otra justificación que la acusación de “creerme un librepensador” (sic). Subsisten allí unos pocos docentes en algunas cátedras (y mis exalumnos me hacen sentir que formé parte de ese grupo permanentemente) que hacen un gran esfuerzo por transmitir pasión digital y actitud DIY a sus alumnos y a veces lo consiguen, pero eso no basta para una formación académica integral. Lamentablemente las actuales autoridades de la Escuela de Comunicación y el Rectorado no tienen ninguna planificación curricular, ni académica, no sólo en temas de periodismo digital sino en ningún otro campo que no sea el control de una estricta “obediencia debida” en las elecciones de claustros.
—¿Qué páginas y herramientas para internet recomendarías?
—Si el tema es periodismo digital y tengo que recomendar una página creo que Esther Vargas y su equipo hacen un gran trabajo curatorial en Clases de Periodismo pero siempre lo más recomendable es hacer nuestra propia curaduría de contenidos y creo que aún lo mejor sigue siendo chequear periódicamente una lista de hashtags de interés en Twitter, en mi caso por ejemplo lo suelo hacer con: #culturalibre #opendata  #opengov  #gobernanza y otros, pero cada uno debe armar su propia lista. Herramientas hay muchísimas y para conocerlas sin dudas el mejor lugar es hoy HacksHackers ¡Serán siempre bienvenidos!