socio

I don't want to belong to any club that will accept people like me as a member. Groucho Marx en Groucho and Me (1959).

domingo, 1 de junio de 2014

tirano

Imagen tomada de Hollywood Reporter.

Cuando aún nos reponíamos de la sorpresa de una nueva temporada de 24, venimos a enterarnos de que su productor y creador (showrunner, como le dicen), Howard Gordon, estrena el próximo 24 de junio Tyrant, una nueva serie que escribió el israelí Gideon Raff (a quien conocemos por ser el creador de Prisionero de guerra, la versión original de Homeland. Según leemos en Indiewire, Tyrant será la serie del verano norteño (producida y emitida por FX, el canal más celoso de que se vea en internet su material).
Ambientada en un ficticio país que podría ser Siria y en la serie se llama Baladi (que no en su acepción castellana es un término proveniente del árabe que significa "del país", pero también de poca importancia), narra la historia de un médico hijo de un dictador de Medio Oriente que vuelve a su tierra tras vivir 20 años en Occidente, donde formó una familia y se ve envuelto en las cuestiones de su familia paterna y su país. Raff dijo que la idea se le ocurrió cuando miraba por televisión la noticia sobre una matanza ordenada por Bashar Al-Assad, cuya asunción, años antes, a la muerte de su padre (en el poder durante 30 años), había sido celebrada como promotora de cambios en una Siria que en 2011 se vería convulsionada por toda la ola de la primavera árabe.
Gordon dijo que está fascinado con el mundo de Oriente medio y que la pregunta que se repite esta ficción es "Qué es ser un buen hombre". También, que no le importa lo que digan de él una vez que se ponga al aire la serie, que ya lo llamaron islamofóbico y defensor de la tortura, ¿qué más pueden llamarlo?
La cronista de Indiewire dice que en el episodio piloto (exhibido ante la prensa y, evidentemente, no difundido, de otro modo ya podríamos acceder a él) se desliza que el hijo adolescente de Bassan (el protagonista interpretado por Adam Rayner) es homosexual y que la tira explora todo tipo de tiranía, la que se ejerce hacia afuera, hacia la gente de un país, como hacia adentro, al interior de la familia.
En fin, esperemos no encontrarnos ante un drama de psicología barata, como toda la psicología.