socio

I don't want to belong to any club that will accept people like me as a member. Groucho Marx en Groucho and Me (1959).

viernes, 10 de junio de 2016

devórame otra vez

Con la televisión on-demmand (suscripción vía internet) y la posibilidad de acceder a series completas, aparecieron los televidentes que se dan atracones de cinco temporadas o más en pocos días. Pero ¿cuán pocos? ¿Cuánto lelleva a un “devoto” devorarse las cinco temporadas de Breaking Bad? La respuesta –o parte de ella– puede leerse en una nota publicada el miércoles pasado en The New York Times, en la que John Koblin entrevista a Cindy Holland, vicedirectora de Netflix, donde estudiaron el comportamiento de sus usuarios. 
De acuerdo al estudio que se desarrolló en Netflix, los usuarios suelen terminar la primera temporada de una serie en una semana. Es una audiencia que dedica una importante cantidad de tiempo: están frente a la pantalla alrededor de dos horas al día.
Desde Netflix difundieron el informe el último miércoles luego de rastrear en su base global de usuarios cómo miraban las primeras temporadas de más de cien de las series televisivas que ofrece el servicio en el lapso de los siete meses pasados.
“Finalmente, luego de estudiar tres años los lanzamientos de series originales –señaló Holland, tal como publica el New York Times– y tras nueve años de trasmitirlas por streaming, podemos identificar algunos patrones”.
En Netflix ya habían estudiado los atracones de series (“The binge watch, it happens!”), con el nuevo análisis intentan distinguir patrones diferentes según la serie, de acuerdo a las declaraciones de Holland.
Al rastrear promedios, la búsqueda reveló que algunos shows se consumen con mucha velocidad, mientras que otros son vistos con una urgencia algo menor. Los que vuelven al televidente más sediento son las sagas de horror y los thrillers. Los que les llevan más tiempo son los dramas políticos y las comedias sofisticadas.
A continuación, el artículo hace una lista de las tendencias identificadas por el estudio de Netflix entre quienes encaran primeras temporadas:

Los atracones más vertiginosos

La cantidad de tiempo promedio de un usuario para terminar una temporada es de cuatro días. La cantidad de tiempo dedicado cada día es de alrededor de dos horas y media. Los géneros: horror, thrillers, ciencia ficción.

Los ejemplos: Breaking Bad, Sons of Anarchy, The Fall, The Walking Dead, American Horror Story, Orphan Black.

Este tipo de shows, observa Holland, “fueron realmente disparadores y vinculados de modo directo a esta cosa de los géneros. Son los que la gente se apura a mirar más rápido y enlos que no necesariamente se detiene a pensar en los conflictos o a repensar todos los chistes, o se toma un descanso después del gran momento dramático”.

Lo que se engulle con bastante rapidez

Velocidad: el promedio de tiempo que se toman los usuarios para terminar una temporada son cinco días y permanecen frente a la pantalla alrededor de dos horas. Géneros: comedias dramáticas, dramas criminales, series de superhéroes.
Ejemplos: Fargo, The Blacklist, Orange Is the New Black, Nurse Jackie, Jessica Jones.

Los que devoran con cierto relax

Velocidad: el promedio de tiempo que les lleva finalizar una temporada son seis días, destinan cerca de una hora y 45 minutos diarios frente a la pantalla.
Géneros: dramas políticos e históricos, comedias irreverentes.
Ejemplos: Unbreakable Kimmy Schmidt, Arrested Development, House of Cards, Homeland, The West Wing, Mad Men.
Cuando los chistes de una serie como Unbreakable Kimmy Schmidt son escupidos como balas de ametralladora, la gente tiende a tomarse un tiempo mayor entre episodios para digerirlos, según apreciaciones de la señora Holland. Asimismo, la compañía se dio cuenta de que con dramas políticos como House of Cards o The West Wing, los televidentes suelen tomare un respiro.
El estudio de Netflix incluyó series en curso (Fargo) y aquellas otras que ya están fuera de aire hace tiempo (The West Wing). Desde el servicio por streaming se estudiaron sólo esos programas serializados que resultaran accesibles a nivel global (Netflix tiene más de 81 millones de usuarios). El estudio cubrió los hábitos de visualización desde octubre de 2015 hasta principios de mayo de este año y aquellos usuarios que no habían terminado para entonces la primera temporada de una serie no se incluyeron.
Mientras desde Netflix sostienen que el modelo de los atracones de series es lo que la audiencia quiere, los ejecutivos de los canales tradicionales de televisión por cable arguyen que el desarrollo de sus programas semana a semana los mantiene en el discurso cultural. Tal como sostiene la señora Holland, el estudio de Netflix refuerza la política de la empresa de liberar de una sola vez todos los episodios de una temporada para que sus clientes puedan darse una panzada. Incluso dice que hay pruebas de que las segundas temporadas (el estudio se basa en las primeras) se devoran con mayor rapidez.
La pregunta es, tal como ya se la hicieron desde otros medios, qué otros atracones atrae tanta angurria.