socio

I don't want to belong to any club that will accept people like me as a member. Groucho Marx en Groucho and Me (1959).

sábado, 29 de octubre de 2016

feria de identidades

El encuentro de Colectividades de este año contará con una muestra en el stand argentino en la que Marcos López y una veintena de artistas convocados desde la secretaría de Cultura exhibirán un registro de las nuevas identidades generadas por la migración reciente en la ciudad. Hablamos con el artista sobre la propuesta.
Todas las fotos son de Marcos López.

“Ahora me sumerjo en Rosario como si fuera Kuala Lumpur. Trato de empezar de cero”, escribe Marcos López, fotógrafo, artista de la mezcla y el cruce, creador de una serie de “estampitas” que ilustran una argentinidad de frontera, cambiante, negra, mestiza, gringa, colorinche, devota y bastarda y profana.
El 32º Encuentro y Fiesta Nacional de Colectividades, que se desarrollará en el Parque Nacional a la Bandera entre el 4 y el 10 de noviembre, será el marco en el que López se propone transgredir de algún modo lo que podría ser la idea subyacente del encuentro: la de un origen certero, inmaculado, de cada colectividad.   
A partir de una propuesta de la subsecretaria de Industrias Culturales y Creativas de la Municipalidad de Rosario, el stand argentino de Colectividades contará con una intervención artística de Marcos López guiada por la consigna de repensar y observar los procesos de las nuevas identidades que se generan en el territorio local a partir de la mixtura que generan las migraciones. Para ello fueron convocados fotógrafos de la ciudad, profesionales y amateurs, que hicieran imágenes con una cámara o un teléfono. López, junto con otros dos artistas seleccionaron a Estefanía Miguel, Juan González del Cerro, Lorena Andrea Valdez,  Ana Isla, Ornella Avedikian, Marianela Castagna, Juan Cruz Cosio, Germán Ruhl, Virginia Chouhy y Juan Failla, quienes inaugurarán la muestra este miércoles.


Quienes visiten el stand –además de disfrutar de la propuesta gastronómica, auncian desde la Municipalidad– podrán participar de un set fotográfico ambientado. Los contenidos se difundirán en redes sociales de la Secretaría de Cultura y Educación durante los días del encuentro. 
Hablamos con Marcos López, quien dio definiciones sobre las características de la muestra y su gestación:
Ferias. Me puso más contento esta invitación (de Lila Siegrist, subsecretaria de Industrias Culturales y Creativas) que si me hubieran invitado al Moma (Museo de arte moderno de Nueva York), porque siempre digo que mi inspiración está en las ferias agrícola-ganaderas de los pueblos de mi infancia en la provincia de Santa Fe. Mi papá me llevaba a las ferias de Rafaela. Mi inspiración son las kermeses, las fiestas populares. Siempre traté de salirme del hermetismo del arte contemporáneo, que me tiene sumamente aburrido. Si hay algo con lo que me siento cómodo en mi obra es borrar la barrera entre artes plásticas, decoración de interiores, performances, arte popular, artesanía. Y me llega en un momento de mi vida que emocionalmente estoy con ganas de volver a Santa Fe, porque mis padres están viejitos y viven ahí. Entonces, voy a hacer por un lado grandes imágenes de santos populares, un cruce de santos populares latinoamericanos, el ekeko, el Gauchito Gil, San Expedito, que me parece un modo de hermanar el diálogo con América latina. Me interesa mucho situarme en las fronteras entre el Paraguay, Bolivia, repensar la idea de pueblos originarios: ¿cuánto de pueblo originario hay en mi sangre? ¿Qué pasa si un marinero bengalí que se queda anclado en el puerto de Rosario se casa con la hija del dueño de un restaurante chino? ¿De qué colectividad es?

Tarea de artista. Creo que la función de los artistas es redefinir, repensar, arriesgar con el pensamiento, con las ideas. Convocamos a algunos artistas, periodistas, escritores a escribir algunos textos, como Daniel Molina, que dijo una frase: “"Toda identidad es una cárcel. Pero lo peor es que no nos meten ahí a empujones. Nos metemos solos, en filita y cantando”. Es interesante. Ya sea identidades sexuales, religiosas, de colectividad: quedar aferrado. Lo que más me alegra ahora es que armamos un grupo de quince artistas, fotógrafos y comunicadores de Rosario, que los convocamos para que manden sus trabajos con la idea de nuevas identidades, nos juntamos a seleccionar las fotos, vamos a hacer una exposición, estamos proponiendo un sitio de internet. Les digo a los fotógrafos que escriban, que no se queden con eso de que “yo me expreso con imágenes”. No es un concurso, es una experiencia curatorial, expositiva en la que invité a algunos artistas como Laura Glusman, Analía Giorgetti, que es una fotógrafa de Rafaela pero vive en Rosario, Mariana Terrile, que los incentivé a que generen nuevas fotos. Yo mismo hice nuevas fotos.
—Tus fotos tienen esa impronta de estampita profana.
—Claro, hay algo que yo tomo de la religiosidad de mi propia madre, que siempre está haciendo altares con velas en la casa, lo mezclo con mi vocación latinoamericanista pagana, afrocubana y me sale esa mezcla. Mi ideal es poner (una imagen) de la reina del trigo de cinco metros de alto con un retrato de un vendedor de relojes senegalés del centro de Rosario, que dialoguen esas dos imágenes. Una especie de neocrisol de razas.

Resistencia poética. Me sorprendió el buen nivel de los fotógrafos convocados. Y lo más importante es que generamos un encuentro físico, de diálogo, entre quince personas: muchos de ellos no se conocían, es como una resistencia poética a esta época del aislamiento en la que todo lo miramos por el celular y por internet. Encontrarse físicamente y pensar y trabajar. Me estoy arriesgando con la idea autoral. Por ejemplo, le pedí a Laura Glusman si dejaba que hagamos una gran lona con sus fotos del río Paraná y pongamos arriba las fotos de las nuevas migraciones, como un collage. Esto viene en paralelo con que estoy haciendo una gran exposición en el Centro Cultural Kirchner que se llama Ser Nacional (#SerNacional), donde mezclo a Antonio Berni con una escultura de Messi hecha en cartón pintado en Famaillá, por chicos de una escuela. Mezclo el arte culto con Nicola Costantino, con colchones pintados. Mi obra está todo el tiempo dialogando con citas y con los maestros de arte argentino.

Triple frontera. Bienvenidos los inmigrantes, borremos todas las fronteras. Me gusta la idea de que en  el stand de la feria del encuentro de Colectividades yo estuviera parado en la Triple Frontera, donde hay templos budistas, mezquitas, evangélicos, como una especie de Times Square.

Teatralización
Dice Marcos López sobre su foto: “Lo que hago es una teatralización, una puesta en escena. Un documentalismo con puesta en escena, donde me meto a mover los elementos en la casa de la gente; la pongo como actores, se podría hablar de un neocumentalismo. Me pongo a hacer una teatralización y lo que me entusiasma mucho es filmar con el teléfono: filmo videítos de un minuto para Instagram, y eso me interesa más que publicarlo en un diario o una revista porque tengo 15 o 20 mil espectadores en un día. Creo que también es un momento de redefinir los modos comunicacionales. Un post de Instagram o de Facebook puede tener más lectores que esta misma nota”.
—Dudo sin embargo de la capacidad de las redes para generar lectores.
—Bueno, también hay mucho de consumo basura. Un problema es que hay tanta oferta que nadie mira nada. Es como el chico rico que tiene tantas cosas que no le gusta ningún juguete, ese es el momento en el que estamos. 

Un vídeo publicado por Marcos Lopez (@marcoslopezvirtual) el