socio

"I don't want to belong to any club that will accept people like me as a member." Groucho Marx en Groucho and Me (1959).

miércoles, 7 de noviembre de 2018

rea

¿Por qué hacer una revista? ¿Por qué hacer REA? Mientras no lo escriba no lo sé. 
Este jueves lanzamos Revista REA, una publicación digital que intentará pensar de manera afectiva el clima de época y regenerar las acciones artísticas y culturales de Rosario, eso más o menos sostiene Virginia Giacosa, con quien la editamos junto con Maxi Falcone.


La entrada del Diccionario Etimológico en inglés para revista (magazine) dice que se trata de un depósito, un lugar para guardar alimentos pero, sobre todo, munición militar y que proviene del francés medio magasin y el italiano magazzino, que a su vez proviene del árabe makhazin, plural de makhzan fuente del español almacén y, a su vez, del verbo khazana: "guardar, almacenar". Que el sentido original es obsoleto y que el significado de "cámara de cartuchos en un rifle a repetición" es de 1868 y, en el caso de cargador que provee cartuchos data de 1892. Asimismo, el significado de "publicación periódica que contiene misceláneas" data de la salida de la primera de ellas, la "Gentleman's Magazine", en 1731, que fue llamada así por el uso más temprano del término en listados de almacenamientos militares y, también, de manera figurativa, porque estas publicaciones se proponían almacenar información sobre libros (1630).
Es lo que más o menos todos registramos como lo que es o trae una revista. Pero ese dato que emparenta la palabra con lo militar es sugestivo. Hay algo de arma en una revista. 

Me gusta pensar a REA como una revista en la que tan importante como escribir resulte editar, llamar a quienes quieran escribir a unirse a un tono, hacer una voz. Las exigencias "profesionales" del periodismo, el modo en que su escritura se hizo académica y uniforme, borró la primera persona –no la primera persona "adolescente", esa que no distingue un hecho político de una estudiantina–, la que asume lo que enuncia y exige al lector una lectura a la par, similar al de la formulación de Coleridge.

También, un sitio para recuperar los hipervínculos que las redes nos robaron (más allá de la ineludible difusión en esas redes cloacales). 

En el sustantivo "rea" encontramos un pequeño paisaje del descarrío y lo tangencial, un modo de enunciar sin estridencias lo inaprensible de estos tiempos intrascendentes que suenan tan definitivos. Un modo de dibujar un mapa afectivo sobre las antípodas.

Revista REA se presenta este jueves 8 de noviembre de 19 a 22 en Oroño y el río, al pie de las nuevas esculturas de una septuagenaria artista porteña, con canciones de Juani Favre, consola de DJ a cargo de Pablo Zini y lecturas a cargo de algunos de los colaboradores de su número cero.