socio

I don't want to belong to any club that will accept people like me as a member. Groucho Marx en Groucho and Me (1959).

lunes, 23 de mayo de 2011

boludos mayores de 18

El joven historiador y ensayista Ezequiel Gatto había celebrado hace un tiempo en una red social que existiera una candidatura de Miguel Del Sel a gobernador de Santa Fe. “Eso nos permitirá —arguyó—, conocer la cantidad de boludos mayores de 18 años que hay en la provincia”. Esa cifra estaría muy próxima a conocerse, ya que obtuvo unos 92.250 250.000 votos, contra el más de medio millón unos 1.200.000 que se repartieron entre el Frente Progresista y el peronismo, cantidad en la que no entran otras fuerzas que participaron de la elección. El PRO quedó así conformado como la tercera fuerza provincial con un 15 por ciento de los sufragios en las elecciones primarias que se hicieron este domingo. 

Foto de Noticias Argentinas.

Copio lo que puse esta noche en el diario digital:
A la medianoche Mauricio Macri llegó a Rosario para saludar a Miguel Del Sel, quien habría reunido el 15 por ciento de los votos a esa altura, lo que lo posicionaría en un tercer lugar en Santa Fe. En conferencia de prensa, el cómico de los Midachi dijo ser el único candidato que trabajó esta noche de domingo, porque hizo una de las tantas funciones de despedida del trío cómico; chiste que ya había hecho temprano, cuando votó en la capital provincial.
Sin embargo, el libreto de su conferencia de prensa repitió con pobreza los argumentos de siempre: el agradecimiento a familiares y amigos. Dijo, por ejemplo: “Todos merecemos vivir más tranquilos, más felices, con más trabajo y más vivienda”. Y también: “Agradezco al Oreja Fernández, amigo de la infancia, futuro diputado; a Juanchi Guadarrama, el que maneja; a Adrián Aranda, periodista santafesino, amigo del fútbol”.
Es natural que ser feliz, para alguien que gana buen dinero disfrazándose de mujer y consigue una candidatura a gobernador de Santa Fe comiendo asados con el millonario Mauricio Macri, sea un lema de campaña. Conocedor de su público, dijo también: “Le hemos puesto huevo y corazón a esto, hemos sido muy austeros en nuestra campaña. Me parece que hubo un derroche demasiado grande en propaganda (por parte de los otros candidatos)”.
Del Sel también invitó a sumarse a su misteriosa propuesta política —aún no hay plataforma, ni plan, ni nada que se parezca a una idea de cómo gobernará— a gente de otros partidos o sin militancia política, como “Silvita”, una mujer de 81 años que va a ver los espectáculos de Midachi y conoció hace unos días, cuando ella le propuso ser fiscal para estas elecciones. “No somos los candidatos ni de la casa gris ni de la Rosada —dijo el Midachi—, somos los de todos los santafesinos, todos serán bienvenidos, mientras vengan con el corazón lleno de solidaridad, honestidad. Que se pongan el gorrito amarillo, que se sumen, van a tener un lugar para trabajar”.
Como manifestó una diputada nacional, los votos a Del Sel representan a una derecha a la que no le interesa la existencia del estado.