socio

I don't want to belong to any club that will accept people like me as a member. Groucho Marx en Groucho and Me (1959).

domingo, 6 de octubre de 2013

sleepy hollow

Los creadores de Lost, Alex Kurtzman y Roberto Orci, son también los creadores de Sleepy Hollow, una serie que mezcla el terror, la historia y las leyendas americanas: está basada en el relato breve de Washington Irving de 1820, ambientado durante la Guerra de la Independencia estadounidense, en la que un soldado inglés convertido en agente de inteligencia americano despierta en el siglo XXI y es perseguido por el Jinete sin Cabeza que, a diferencia del relato de Irving, no es ya el fantasma decapitado de un soldado, sino uno de los Jinetes del Apocalipsis. Pero el detalle, acá, es que George Washington, jefe directo de nuestro agente, interpretado por Tom Mison (Ichabold Crane es el nombre del personaje, en la serie como en el relato de Irving), sabe que la batalla por la Independencia es una batalla por el porvenir del mundo, es decir, una conflagración universal y salvadora. De ahí en más hay que pensar a Sleepy Hollow como una serie de terror de la realpolitik: una serie en la que la historia cabe en el pasado de una nación y, sobre todo, en la que la política es siempre un acto de trascendencia universal. Protagonizada por policías, hay que creer que la salvación, a partir de acá, es una cuestión de cabotaje.
Bien, y una de las mejores novedades de Sleepy Hollow es el reencuentro con nuestro agente suicida de FlashForward, John Cho, quien interpreta acá a un particular secuaz del Mal.
Hay series con las que nos informamos del mundo, otras con las que sabemos del mundo; lamentablemente esta parece ser de las primeras.