socio

I don't want to belong to any club that will accept people like me as a member. Groucho Marx en Groucho and Me (1959).

jueves, 6 de diciembre de 2012

volver

Con Leonardo De León, Luciano Lamberti y Maca en Maldonado.

Pasó el jueves nomás y no lo anuncié. La semana pasada recibí un mensaje de correo electrónico de Gustavo Germán, productor del programa de radio La máquina de pensar, que conduce Pablo Silva Olazábal en Radio Uruguay, en Montevideo. Me decía si me venía bien cierto horario para hacerme una entrevista. Claro. Pero, le dije, hay por lo menos veinte tipos más interesantes que yo para entrevistar en Rosario. No, no, yo estaba bien para una serie de entrevistas del programa que se hicieron esta semana bajo el título "Visitando la vecina orilla". Esta tarde, Gustavo Germán me llamó para avisarme que en poco más de una hora me llamarían. Y así fue que, después de tanto tiempo de hacer radio y estas cosas, me puse nervioso: el Uruguay, la lejana orilla de la infancia, dejaba de ser un fantasma y retornaba con sus voces.
Increíble la familiaridad de temas: hablamos de Francisco Garamona con quien no sólo compartimos Rosario, también San Nicolás, de Luciano Lamberti, hasta de Noemí Ulla; además de tantas cosas. 
 A Pablo Silva Olazábal lo conocí en el Encuentro de Escrituras de 2010 que gesta el querido Negro Pereira Severo en Maldonado. Pablo estaba con Maca, y recuerdo que una noche, en la puerta de un bar donde se hacía un concierto, afuera, en un umbral que se había llenado de fumadores, hablamos de Mario Levrero y Felisberto Hernández, y de cómo Levrero de algún modo retomaba el camino de Hernández. Así que hablar con él esta noche fue también un modo de volver, en secreto, como la cita de Eliade.
Gracias, Pablo.