socio

I don't want to belong to any club that will accept people like me as a member. Groucho Marx en Groucho and Me (1959).

martes, 23 de abril de 2013

progenie

Viendo Orphan Black, que va recién por su cuarto episodio (de la primera temporada, se entiende): una muchacha que se enreda en la vida de otra que resulta ser su clon. Muchas cosas para decir sobre la modernidad de la serie y, sobre todo, la modernidad del elenco, empezando por la particularmente bella Tatiana Maslany. Particular porque en sus rasgos hay algo de extranjera, de recienvenida y solitaria, que parecen ser las características del héroe de la biopolítica. En fin. Pero esta breve entrada sólo quiere reparar en esto: la serie es en esencia canadiense, es decir, europea (la produce la BBC America) y fue creada por Graeme Manson, que aparte del film Cube desarrolló Endgame (dato a tener en cuenta). A diferencia de sus pares estadounidenses, preocupados por los desajustes de la política, la ley y el orden (los espías actúan en el mundo real, los narcos trafican en el mundo real y así –por "mundo real" nos referimos a esa imaginería del crimen como fundador de realidades), los creadores de ficciones europeos parecen preocuparse por su supervivencia, su progenie. Como en la olvidable y reciente Utopia (de la BBC), o Continuum (también canadiense, cuyo primer episodio de la segunda temporada se lanzó este fin de semana pasado), la ciencia ficción canaliza acá las inquietudes que mezclan la genética con la política. Habrá que hilar fino y seguir rastreando.