socio

"I don't want to belong to any club that will accept people like me as a member." Groucho Marx en Groucho and Me (1959).

domingo, 14 de mayo de 2017

pretend to be chinese

Las tres veces que mi amigo Ng viajó a China formó un grupo de WhatsApp con el nombre "Chaquichán", la última vez, el 30 de marzo de 2017 se llamó "La camisa de Chaquichán". Tuvo unos 300 integrantes, desde amigos de toda la vida y parientes hasta gente que Ng conoció en Buenos Aires a través de la revista Dang Dai, amigos de amigos y así.
Le pregunté si lo de la "camisa" estaba relacionado con "la camisa paradisíaca" de la fábula de Murena. Con la urgencia del viaje, no obtuve respuesta, pero me gusta pensar que es así.
Como en su viaje nos participó, entre otras muchas cosas, de la realización de un documental que se hizo en la aldea de su padre para incluirlo en una pieza audiovisual de los 45 años de las relaciones entre China y Argentina, le pedimos que por favor pusiera en claro a las autoridades chinas la relación del presidente del régimen argentino actual con el gato. Dijo que haría lo posible y nos hizo un guiño que quedó registrado incluso en el avance del documental que se emitió esta noche en un canal de la televisión vernácula: nuestro amigo levanta el brazo derecho del mismo modo que lo hace el amuleto del gato chino de la suerte.


Puede verse en el minuto 2.47 del video de anuncio del documental.


He disfrutado cada minuto de las interacciones con los Chaquichanes, Me sentí chino como mi amigo y recordé también, ya que el epígrafe de este blog es una línea de un tema de Frank Zappa, recordé otro tema de Zappa con el que narcoticé mi primera juventud, uno que de algún modo ridiculiza al querido David Bowie y dice en una línea "pretend to be chinese" –en alusión a "China girl", el tema de Iggy Pop incluído en Let's Dance. Allí, en un mismo escenario, están Zappa, el genio de Chad Wackerman en batería, Ike Willis y Ray White. Zappa murió hace más de 20 años y aún lo lloro, con el "prtend to be chinese" vuelvo a ese escenario y, con el relato de los chaquichanes, siento que lo transito de otro modo; como si esa gloria exótica y cosmopolita de la escena de Zappa recobrarse un aura que ya no pertenece a YouTube ni al vinilo sino a ese fragmentado relato que me mantuvo en vilo a través de los Chaquichanes (la imagen es la de los afiches chinos en la que se representa al obrero de la construcción).