socio

I don't want to belong to any club that will accept people like me as a member. Groucho Marx en Groucho and Me (1959).

domingo, 10 de abril de 2011

¡... y entonces lo agarramos!

Publicado este domingo en el suplemento de Cultura de Tiempo Argentino; en “El libro recordado”.

¡…Y entonces lo agarramos! Centro Editor de América Latina, colección La tierra entera*, Buenos Aires, 1983.

La primera vez que compré ¡…Y entonces lo agarramos! debe haber sido el año 86, en oferta, pertenece a la colección La Tierra Entera (Centro Editor de América Latina). Es una recopilación de viñetas de Gahan Wilson y el título es el final de la frase: “Un día, ya viejo y enfermo, subirá, nostálgico, a vernos. ¡Y entonces lo agarramos!”: en el dibujo (original del New Yorker, ca. 1975) vemos un desván lleno de juguetes que parecen deliberar en círculo. Una suerte de Toy Story siniestro, ¿no? El tema preponderante de Wilson (Illinois, 1930) es la monstruosa paradoja del burgués americano que —permítanme la paráfrasis—, coquetea en su cultura con los engendros de su propia destrucción. Wilson —quien contó que nació muerto para el partero que atendió a su madre, y que si no fuera por una pariente del médico, su vida sería tan fantasmagórica como sus ilustraciones— es también autor de narraciones fantásticas que remiten a los mitos de H.P. Lovecraft, su maestro, presente también en sus dibujos. Ese libro, que regalé muchas veces —hasta que un pelafustán notó que era un saldo editorial—, es también un raro manual de estilo: cómo citar, cómo implicar al lector en la cita, y cómo incomodarlo.

* La colección La tierra entera difundía libros y autores poco conocidos en Argentina, y lo hacía en los estertores de la última dictadura cívico-militar, entre 1982 y 1983. Boris Spivacow, creador del Centro Editor de América Latina, estaba vivo y muy activo por entonces. La página 4 de nuestro librito acredita entre los responsables a Horacio de Merlo (dirección) y a Julia Saltzmann (secretaria de redacción). La traducción estuvo a cargo de Graciela Montes.