socio

I don't want to belong to any club that will accept people like me as a member. Groucho Marx en Groucho and Me (1959).

viernes, 20 de mayo de 2011

ceci n'est pas magritte

La “intervención”, dispositivo por excelencia del surrealismo original, parece ser el recurso preferido del fotógrafo Germán Rampo (y no hace falta que aclaremos que, salvo los de Crónica, el resto de los fotógrafos son ahora artistas), quien largó en redes sociales y en su sitio (estonoesmagritte.com.ar) una convocatoria para Rosario a la que ya se sumaron artistas de otras ciudades para intervenir la vía pública (la real, no la virtual). Esto, dice Germán –una de sus fotos es la tapa del magnífico libro Rosario, esa ciudad, que la EMR publicó hace casi un año–, será más o menos así: pertrechados de fotocopias y un “kit de intervención urbana”, los que deseen sumarse saldrán a la calle el 26 de este mes la semana del 30 de mayo para pegar una suerte de gigantografía hecha de hojas A4 pegadas con cinta de una foto que es a su vez una intervención sobre el clásico “El principio del placer” (1937), la pintura de René Magritte, tal vez el artista que mejor anticipó las relaciones del hombre moderno con la imagen.
 El "Kit" y, debajo, Germán Rampo. Fotos de Isis Milanese.

Lo que fascina del proyecto, cuando vemos las fotos puestas en el sitio, no es sólo la posibilidad de hacer ese ruido visual en la calle, también la parafernalia desplegada para hacerlo: el objetivo de Germán es ese espacio de la vía pública que hemos incorporado como una suerte de continuidad de la pantalla. El “Kit Personal de Intervención Urbana” que al artista armó con fotocopias, trozos de persiana, cintas de pegar y engrudo vendría a funcionar así como una especie de control remoto universal para cambiar de canal.
Nos escribe Germán: “Bien, la motivación es poner un pedacito de surrealismo en la calle. Hacerlo masiva e indiscriminadamente, ver qué pasa, registrarlo y compilarlo en un sitio web”.
El mismo día, un centenar de las personas ya alistadas pegarán cinco fotos de nuestro artista en la vía pública, junto a “publicidades de champú, de política o de servicios de internet”, mientras otra tropa registra la actividad.
André Breton, abanderado y fundador del surrealismo, se jactaba de afirmar algo por el sólo placer de comprometerse. Esta intervención no es otra cosa ese tipo de afirmaciones.
Mr. Rampo.

"El principio del placer", de René Magritte (1937). Tomado de All-art.org.