socio

I don't want to belong to any club that will accept people like me as a member. Groucho Marx en Groucho and Me (1959).

miércoles, 7 de noviembre de 2012

sobrenatural


Conocía a Rodolfo Santullo en Maldonado. Luego él vino al encuentro de historietistas Crack Bang Boom que hace Marcelo Rizzo y ahí volvimos a vernos. Intercambiamos correos, esas cosas. A fines del año pasado me pidió un cuento para una antología de escritores argentinos y uruguayos. Le dije que sí, cómo no.. Hace poco más de un mes salió el libro, tal como lo reseña esta nota de El Observador. Leemos: «La idea surgió durante el verano pasado de la cabeza de Rodolfo Santullo. 
Escritor, guionista de historietas, docente de escritura, periodista colaborador de El Observador y gestor cultural en diversos ámbitos, a Santullo se le ocurrió la idea de reunir a varios narradores que colaboraran con un proyecto de cuentos tituladoSobrenatural
Para esto realizó un llamado a escritores uruguayos y argentinos. La consigna fue simple: había que entregar un cuento de calidad de temática fantástica y de tamaño variable (no menos de tres páginas, no más de treinta), antes del final de febrero. 
De todas las invitaciones cursadas, once escritores respondieron enviando sus cuentos. Nueve uruguayos y dos argentinos quedaron dentro  de un conjunto más o menos aleatorio y rioplatense, ya que un argentino vive en Montevideo y varios uruguayos residen del otro lado del río.  
Los argentinos son Manuel Soriano (el que vive en Montevideo) y el cordobés Luciano Lamberti. La muestra de uruguayos también es bastante representativa del territorio. Participan el sanducero Pablo Makovsky (que vive hace años en Rosario, Santa Fe), el canario Martín Bentancor, el montevideano Horacio Cavallo, el olimareño Ignacio Fernández de Palleja, el coloniense (y ex goleador de varios equipos del fútbol local) Daniel Baldi, el propio Santullo (nacido en México pero montevideano de adopción), Albérico Tajamares desde San Ramón, el otro montevideano Germán Videla, y cierra la lista el fernandino Valentín Trujillo, quien además es periodista de este diario.»
Bueno, ahora sólo falta que Marcos Vergara me entregue mi ejemplar como me dijo Rodolfo que haría.
Sobre la polémica en torno al prologuista hablaremos luego. Acá hay una reseña más sesuda. Y acá el sitio de la editorial.