socio

"I don't want to belong to any club that will accept people like me as a member." Groucho Marx en Groucho and Me (1959).

viernes, 3 de diciembre de 2010

au revoir, leslie nielsen

Recuerdo que a mis alumnos del secundario les hacía ver Forbidden Planet (Fred McLeod Wilcox, 1956), en la que Leslie Nielsen joven hacía el papel del comandante Adams, una especie de galán galáctico y risueño. Y recuerdo que todos se reían cuando descubrían a Nielsen. Se reían porque era el de La pistola desnuda, aunque para mí era el de Airplane (¿Y dónde está el piloto?, 1980), es decir, para mí era ya, pese a conocerlo por sus antecedentes en el cine de género, una suerte de caricatura. Airplane había descubierto esto de poner a los veteranos de las películas de acción como Robert Stack y Lloyd Bridges a parodiar a sus propios personajes. Sin embargo, Nielsen vino a cumplir mejor que nadie esta operación que de alguna maneracompromete al tiempo. Porque para las generaciones que llegaron d espués de Airplane, Nielsen ya era esa parodia de sí aunque no se conocieran sus viejas credenciales. Y Nielsen era en mis clases, entre alumnos que habían nacido a principios de los 80, un hallazgo del pasado que inquietaba el presente, porque no podían dejar de reir cuando lo veían aparecer en las escenas de Forbidden Planet. Esas clases eran, literalmente, un viaje temporal. Y el vehículo era el míster Nielsen. Que el Señor guarde de él.
Imagen tomada de machacas.org.